Olivícola Laur en busca de la primera Denominación de Origen para el Aceite de Oliva Mendocino

Olivícola Laur en busca de la primera Denominación de Origen para el Aceite de Oliva Mendocino

Así como sucede para algunos de los vinos más prestigiosos del mundo, cuya procedencia se encuentra certificada oficialmente por una Denominación de Origen Controlada, Olivícola Laur participa activamente de la iniciativa del sector para poder establecer la primera Denominación de Origen de Aceite de Oliva Virgen Extra en la provincia de Mendoza. El objetivo es poder contar con un poderoso instrumento de promoción para las exportaciones de sus multipremiados aceites, que ya ocupan el 3er puesto a nivel mundial y el 1ero en la Argentina.

 

 

Una Denominación de Origen es el nombre que identifica los productos originarios de una región, cuyas cualidades particulares se deben al medio geográfico de donde proviene, que abarca tanto los factores naturales como los humanos, brindándole al consumidor la garantía y la tranquilidad de estar consumiendo algo característico de un lugar determinado en el mundo, cuya procedencia está certificada por esta identificación oficial.  

Olivícola Laur pertenece a la Familia Millán, y se ubica en la zona de Maipú, en la provincia de Mendoza, desde donde busca obtener aceites de la más alta calidad, que expresen el singular carácter de sus olivos centenarios y los incomparables atributos del terruño mendocino.
 
Es la primer olivícola fundada en el país (1906) y se ubica en el tercer puesto del Ranking de las 100 mejores olivícolas del mundo (otorgado por el AOVE Ranking Mundial), posicionada como la número uno de Argentina, ubicando a nuestro país entre los 10 mejores países productores de aceite de oliva del mundo.
La calidad del aceite de oliva mendocino

La provincia de Mendoza posee una historia centenaria en la producción de aceite de oliva virgen extra, un producto reconocido mundialmente por los atributos de calidad que ha logrado obtener en los últimos años, que le confieren sus características únicas e inigualables teniendo en cuenta los factores geográficos y climáticos. 

En este sentido, Mendoza ha desarrollado una industria olivícola - con gran capacidad técnica y humana, lo que  le permite sostener la presencia de aceites de oliva virgen extra nacidos en la provincia tanto a nivel nacional como en numerosos países del mundo, con una producción cercana a las 3500 toneladas anuales.


Nace una nueva Denominación de Origen
 
Mendoza podría convertirse pronto en la primera denominación de origen de aceite de oliva virgen extra (AOVE) de Argentina, un pedido que la provincia viene promoviendo hace tres años y que otorgaría un sello de calidad indiscutido a los aceites de oliva del país.

Es por este motivo que en el año 2018, el sector, representado por la Asociación Olivícola de Mendoza, en conjunto con los productores de la provincia inició un exhaustivo y exigente proceso para obtener la Denominación de Origen Aceite De Oliva Virgen Extra de la Zona Norte de Mendoza basado en investigaciones científicas en las que participó y participa Gabriel Guardia (Gerente General de Olivícola Laur y enólogo especializado en aceite de oliva).

Este ambicioso cometido hoy toma más valor a partir de un encuentro que representantes del sector olivícola mantuvieron hace pocos días con legisladores y funcionarios nacionales, en la sede de Olivícola Laur, con el objetivo principal de continuar trabajando y hacer efectiva la Denominación de Origen Aceite De Oliva Virgen Extra de la Zona Norte de Mendoza
 
“Esto sería algo muy importante mundialmente para Mendoza y Argentina no sólo a nivel comercial sino también local, en esta campaña que venimos llevando a cabo hace años para conservar a nuestros olivos centenarios y a la olivicultura mendocina”,Afirma Gabriel Guardia.
 
 
Uno de los primeros puntos de acuerdo fue el de designar al Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) como el organismo técnico encargado de realizar los análisis que los productos requieran con el fin de colaborar con la realización de las certificaciones necesarias para esta importante apelación, tarea para la cual ya se encuentra adecuando sus laboratorios. Y también establecer una agenda de trabajo conjunta entre empresarios, productores y funcionarios para analizar y activar las necesidades y dificultades del sector.

En Argentina ya existen otros productos que han sido reconocidos bajo la Denominación de Origen, como ser el vino con la Denominación de Origen Controlada Luján de Cuyo (en la provincia de Mendoza), la Yerba Mate Argentina, el Cordero Patagónico, el Salame de Tandil y el Melón de Media Agua San Juan, entre otros.
 
“Desde hace tiempo que estamos trabajando fuertemente con diversos organismos del Estado, privados e instituciones académicas para lograr esta identificación geográfica. Nuestros aceites se encuentran en el tercer lugar, en cuanto a calidad, en un ranking que incluye a cien olivícolas de todo el mundo. En este sentido, considero que la tipicidad del aceite de oliva mendocino es, como la del malbec, indiscutible.” Explica Gabriel GuardiaGerente General de Olivícola Laur
 
Estudio técnico 

El trámite se lleva a cabo en el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y lo está impulsando el Instituto de Desarrollo Rural (IDR) de Mendoza, basado en los resultados de dos investigaciones fundamentales.
Una de ellas, sobre la “Percepción diferencial de aceites de oliva virgen extra de Mendoza”, elaborado por Alfredo Baroni, Gabriel Guardia, Andrea Antonietti y Cecilia Fernández, establece que existen claros caracteres que identifican el AOVE mendocino y una imagen por parte de los consumidores acerca del mismo que aparece como consensuada. El AOVE mendocino se puede identificar como un aceite con cuerpo, fuerte, frutado y con un picante intermedio de acuerdo a la percepción de los consumidores, según el estudio.

Lo interesante es que los resultados de las encuestas mostraron una vinculación clara entre la zona de producción y la preferencia al momento de adquirirlo, ya que el 75% de los encuestados prefirieron el AOVE mendocino y este patrón de respuesta fue igual en los consultados de las distintas provincias.

La otra investigación sobre “Construcción de perfiles sensoriales para aceites de oliva virgen extra de La Rioja y Mendoza”, realizada por Alfredo Baroni y Gabriel Guardia, analizó la metodología del COI (Consejo Oleícola Internacional) para diferenciar los aceites de oliva de dos regiones geográficas de gran importancia en la producción de AOVE argentinas, como La Rioja y Mendoza.
De acuerdo con los resultados, ambos paneles destacaron mayor amargor y picante en las muestras de Mendoza respecto de las de La Rioja mientras que el frutado, la hoja de olivo y el tomate fueron caracteres prácticamente comunes o con muy pocas diferencias entre los aceites. Los AOVE de Mendoza se destacaron también por un mayor cuerpo y fuerza frente a los de La Rioja, los que destacan por su mayor presencia de almendra.


Acerca de Olivícola Laur 

Olivícola Laur fue fundada en 1906 y ha sido desde entonces pionera en la elaboración de aceite de oliva virgen extra. Actualmente pertenece a la familia Millán (Átomo Supermercados, Bodega Los Toneles, Destilería Casa Tapaus, etc) y produce 450 mil botellas de aceite de oliva al año incluyendo sus marcas Clásico Extra Virgen, Blend de Terroir Cruz de Piedra Orgánico, Blend de Terroir Altos Limpios, Blend de Terroir Medrano, Gran Mendoza Premium, Contraviento y Gran Laur. Ocupa el tercer puesto en el ranking de las 100 mejores olivícolas del mundo y el primero en Argentina. Los productos de Olivícola Laur se exportan a China, Japón, Alemania, Canadá, Suiza, Brasil, Panamá, Uruguay, Paraguay, Chile, Costa Rica, la Isla Guadalupe (Caribe) y Estados Unidos.
Redes Sociales:
Instagram @olivicolalaur
Facebook: @OlivicolaLaur
Jueves 9 de Septiembre de 2021 | Agenda